La Personalidad y él estrés

El trastorno narcisista de la personalidad es una afección en la cual las personas tienen un sentido exagerado de egocentrismo y una extrema preocupación por sí mismas.

Según los criterios diagnósticos del DSM-IV, el trastorno narcisista puede ser diagnosticado si se cumplen al menos 5 de los siguientes síntomas:

  • Tiene un grandioso sentido de autoimportancia (espera ser reconocido como superior).
  • Está preocupado por fantasías de éxito ilimitado, poder, brillantez, belleza o amor imaginarios.
  • Cree que es “especial” y único y que sólo puede ser comprendido por, o sólo puede relacionarse con otras personas (o instituciones) que son especiales o de alto status.
  • Exige una admiración excesiva.
  • Es muy pretencioso (crea expectativas irrazonables de recibir un trato de favor especial o de que se cumplan automáticamente sus expectativas).
  • Es interpersonalmente explotador (saca provecho de los demás para alcanzar sus propias metas).
  • Carece de empatia (es reacio a reconocer o identificarse con los sentimientos y necesidades de los demás).
  • Frecuentemente envidia a los demás o cree que los demás le envidian a él.
  • Presenta comportamientos o actitudes arrogantes o soberbios.

Los sujetos narcisistas son sensibles al “ultraje” de la crítica o la frustración, poseen una autoestima muy vulnerable. Las críticas pueden hacer que se sientan hundidos y vacíos, y llegar a obsesionarles. Otro síntoma es el deterioro de sus relaciones sociales como consecuencia de su pretenciosidad y necesidad constante de admiración que ello conlleva para mantener sus relaciones con las demás personas.

El cerebro es el organo responsable del sentido, del pensamiento, de la memoria y del control del cuerpo.

El Estrés

El estrés es una situación de estado del organismo caracterizado por la tensión o falta de tranquilidad ante una posible amenaza ya sea real o imaginaria. Procede de la palabra inglesa “stress”, que significa “tensión”.

Un cierto grado de tensión es normal y beneficioso para el organismo ya que nos ayuda a mantenernos alerta, pero cuando éste supera la capacidad de adaptación del individuo y se cronifica produce un estado de desasosiego y es el responsable de multitud de enfermedades.

Señales del estrés:

  • Ansiedad
  • Dolor de cuello y/o espalda
  • Estreñimiento o diarrea
  • Depresión
  • Fatiga
  • Presión alterial alta
  • Inmsomnio
  • Tensión
  • Dolor de cabeza

Las estrategias para afrontar el estrés buscan prevenir o controlar los excesos en las demandas procedentes del entorno o bien de nosotros mismos. Hay casos en que el estrés es inevitable, como en un examen o una lesión, y el desafío consiste en hacer frente a la situación de la manera más saludable posible.

Técnicas de control del estrés

Estrategia de anticipación: permite abordar el problema o situación estresante con tiempo previo de preparación. Esto permite que la mente resuelva los principales interrogantes sobre las acciones a ejecutar y se sienta segura con los próximos pasos a dar.

Estrategia de evasión: es la reacción ante algo que se seguramente producirá angustia o ansiedad.

La mejor manera de prevenir y hacer frente al estrés es reconocer cuándo aumentan nuestros niveles de tensión y ante qué estímulos o situaciones.
Podrás probar algunas estrategias eficaces y que pueden ayudarte a hacer frente a situaciones de tensión:

  1. Relájate.
  2. Realiza actividades que te permitan renovarte
  3. Haz ejercicio. Las actividades físicas reparan nuestras fuerzas y nos reaniman.
  4. Mantén una dieta saludable. Evita la auto-medicación, cafeína, alcohol…
  5. Sé asertivo. Establece límites, aprende a decir que «no».
  6. Organiza tu tiempo. Prioriza y estructura tus actividades.
  7. Intenta mantener expectativas realistas.
  8. Comparte tus emociones. Busca alguien con quien conversar y expresar tus emociones, tanto la risa como la pena y la rabia.

FUENTE: (http://psicologiaymente.com)

Revisión: (19/02/2018)

Dr. Ricardo Mengibar Rigal

Anuncios

Acerca de centrodediavillalba

Centro de día dedicado a la Salud Mental de las personas que experimentan algún tipo de sufrimiento psíquico
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s