EL ESTRÉS

ESTRÈS

Todos sabemos lo que se siente cuando uno se encuentra emocionalmente destrozado por el enorme peso de la lucha diaria.

Los jefes nos gritan y nuestros conjugues no se quedan atrás. Es un círculo vicioso, ya que si logramos hacer las cosas mejor en la oficina, nos quedamos sin energía para la casa, por lo que ésta se convierte en un campo de batallas que nos agota hasta el punto de dejarnos sin energía.

El estrés no es algo que usted puede vencer, si no que es una fuerza que usted puede utilizar a su favor. No tiene que intentar alejarse de él, ni tampoco asistir un seminario sobre el manejo del estrés para saber cómo controlarlo.

ANALICE SU ACTITUD

En la mayoría de los casos el origen del estrés no reside en el exterior sino en la forma en que usted reacciona, la cual, a su vez, depende de la forma en que usted percibe un estrés particular.

Observe a la gente cuando está en la montaña rusa, algunos con los ojos cerrados, no pueden esperar que llegue la tortura, están ansiosos, deseando que todo termine y volver en tierra firme.

Otros en cambio, sólo esperan nuevas aventuras, con los ojos totalmente abiertos, saboreando cada zambullida y no pueden contener la ansiedad que les produce el deseo de volver a hacer otro viaje. El término medio están las personas aparentemente indiferentes.

Cada problema al que nos enfrentamos en la vida puede considerarse eso una oportunidad para demostrar que podemos manejarlo.

Los expertos opinan que es necesario cambiar la forma de pensar. Es decir, cambiar una vida de estrés y molestias por una más excitante y estimulante.

PENSE EN OTRA COSA

Necesita distraerse, romper con el pensamiento que le esté causando el estrés, pensar en cualquier otra cosa lo relajará.

­­

SEA POSITIVO

Cuando sienta algún temor, piense en algún éxito previo o en una realización pasada que usted recuerde inmediatamente que ya lo ha superado antes y que no existe razón alguna por la cual no lo vaya a conseguir ahora.

DÉLE UNAS VACACIONES A SU MENTE

Tomarse unas mini vacaciones mentales es una buena manera de aliviar o controlar el estrés, imagínese a sí mismo tumbado sobre la arena caliente en la playa, con un viento fresco soplando del océano y los surfistas a lo lejos.

LA ORACIÓN ANTI ESTRÉS

El estrés puede aparecer en cualquier momento, en el trabajo, en el lavabo, antes de irse a trabajar, en el restaurante, en el coche, cuando los pensamientos tormentosos le estén haciendo un nudo en el cuello y la tensión le esté subiendo, recite los siguientes versos:

  • No existe ningún lugar al que yo tenga que llegar a tiempo.
  • No existe ningún problema que yo deba solucionar ahora.
  • Lo más importante y mejor que puedo hacer ahora es relajarme.

USE AFIRMACIONES

Confeccione una lista con enunciados afirmativos para cuando se sienta estresado y, entonces, comience a repetirlos. Ejemplo (Puedo Hacer Esto).

CONTAR HASTA DIEZ

El solo hecho de decir no al estrés puede ayudar a disminuir inmediatamente su fuerza. También lo ayudará a convertir en hábito, por ejemplo, cuando suene el teléfono, respire profundamente, cuando esté respirando, siéntase flojo como un viejo muñeco de trapo. Sorprendentemente, contar hasta diez funciona de maravilla.

MIRESE HACIA OTRO LADO

Si usted mira a través de la ventana hacia una vista lejana durante unos minutos (sin pensar en el problema responsable del estrés) los ojos relajarán y usted hará lo mismo.

 LEVÁNTESE Y RETIRESE

Abandonar el escenario en donde se encuentra ayuda de la misma manera que mirar hacia otro lado.

RESPIRE PROFUNDAMENTE REPETIDAS VECES

La manera más correcta de respirar, con el abdomen, sintiendo que el estómago se expande cuando inspira y se encoge cuando espira.

GRITE, LLORE

Una explosión puramente emocional es aceptada sin mayores consecuencias.

EL ESTRÉS AMENAZA

El estrés excesivo puede amenazar directamente su salud

A continuación le brindamos una serie de síntomas relacionados con el estrés que pueden reflejar cierta gravedad y que requieren acudir a un especialista.

  • Lapsos con la mente en blanco o mareos.
  • Hemorragia rectal.
  • Pulso acelerado.
  • Palmas sudorosas.
  • Dolor de espalda y de cuello crónicos.
  • Ansiedad extrema.

Debe ver al médico si los síntomas que experimenta son nuevos y no tienen explicación, especialmente, si interfieren en su calidad de vida.

ORIGEN: Textos Equipo Cultural

REVISADO POR :

Dr. D. Ricardo Mengibar Rigal  (Colegiado en Madrid)

EMPRESA:

GasNatural Fenosa

FECHA:

Septiembre, 2018

 

Anuncios

Acerca de centrodediavillalba

Centro de día dedicado a la Salud Mental de las personas que experimentan algún tipo de sufrimiento psíquico
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s