INSOMNIO

CLAVES PARA COMBATIR EL INSOMNIO

Entre el 20% y el 48% de la población adulta sufre algún tipo de trastorno del sueño y el insomnio es el desorden más común según la Sociedad Española de Neurología.

Tradicionalmente los periodos tras las vacaciones y la vuelta a la rutina suelen ser un desencadenante de este desorden. Por esa razón, la Dra. Adela Fraile, coordinadora de la Unidad del Sueño del Hospital Universitario HM Puerta del Sur, ofrece las claves para combatirlo.

Depende De Cada Individuo

La Dra. Fraile alude a que cada persona tiene una necesidad individual, “aunque la media estadística sea de 7 u 8 horas diarias, hay personas que necesitan dormir más y otras menos sin que padezcan alteración alguna del sueño”. Del mismo modo, la necesidad de dormir disminuye conforme aumenta la edad y el hecho de padecer insomnio no tiene consecuencias irreversibles para la salud. En ese sentido, la Dra. Fraile señala que “dormir no es una actividad uniforme y durante el sueño aparecen fases con distintos grados de profundidad. El objetivo en todos estos pacientes es regular su reloj biológico interno y sincronizar el  ritmo de sueño y vigilia mediante el control de estímulos y de la respiración”.

Consejos

  • Mantener un horario fijo para acostarse y levantarse, incluidos fines de semana y vacaciones.
  • Permanecer en la cama el tiempo suficiente, adaptándolo a las necesidades reales de sueño.
  • Evitar la siesta. En casos concretos, se puede permitir una siesta después de comer, con una duración no mayor de 30 minutos.
  • Evitar las bebidas que contienen cafeína y teína. Tomadas por la tarde alteran el sueño incluso en personas que no lo perciben.
  • El alcohol y el tabaco, además de perjudicar la salud, perjudican el sueño y se debe evitar su consumo varias horas antes de dormir.
  • Realizar ejercicio regularmente al menos una hora al día, con luz solar y preferentemente por la tarde y siempre al menos 3 horas antes de ir a dormir.
  • En la medida de lo posible mantenga el dormitorio a una temperatura agradable y con unos niveles mínimos de luz y ruido.
  • El hambre y las comidas copiosas pueden alterar el sueño. Evitar acostarse hasta que hayan pasado dos horas después de la cena.
  • Evitar realizar en la cama actividades tales como ver la televisión, leer o escuchar la radio.
  • Evitar realizar ejercicios intensos o utilizar dispositivos electrónicos en las dos horas previas al sueño nocturno.

ORIGEN: HM Hospitales

REVISADO POR : Dr. D. Ricardo Mengibar Rigal  (Colegiado en Madrid)

EMPRESA: GasNatural Fenosa

FECHA:  OCTUBRE, 2018

Anuncios

Acerca de centrodediavillalba

Centro de día dedicado a la Salud Mental de las personas que experimentan algún tipo de sufrimiento psíquico
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s