TALLER DE LECTURA

El verano siempre es buen momento para retomar la lectura. La gente del centro de día ha elegido estos libros para pasar su verano. ¿Cuáles eliges tú?

 

DSCN3204

Publicado en Uncategorized | 3 comentarios

UNA MANERA DIFERENTE DE VIVIR

Así han titulado las personas del Centro de Día a su último relato escrito durante el taller de Vivir sin Red donde se abordan aspectos relacionado con la enfermedad y sus vivencias, como el estigma, autoestigma, autoestima e indagan en grupo en sus propias capacidades. En este relato cada persona aporta sus diferentes experiencias relacionadas con su sufrimiento y también con su proceso de entrada en un recurso de Salud Mental como el Centro de día.

UNA MANERA DIFERENTE DE VIVIR. ASÍ SOMOS NOSOTROS.

En un centro de día los usuarios tenemos en común que tenemos una enfermedad psiquiátrica crónica. Esto a veces nos provoca mucho malestar, algunos escuchamos voces que nos hacen mucho daño, o tenemos sensaciones extrañas que nos hacen sufrir. 

En el centro hay educadores, psicóloga y terapeuta y cada uno de ellos tienen tutorizados con los que hablan sobre los talleres que aquí realizan. Cada taller tiene un fin, pero en resumen es ayudar a desarrollar a la persona psicológicamente. Los talleres nos ayudan a conocer aspectos de nuestra enfermedad y dirigir nuestros pasos en positivo. Los profesionales son buenas personas que se dedican, con cariño, por entero a nosotros, también nosotros tratamos de recibir su orientación para seguir desarrollándonos por el buen camino. Nos ayudan a defender mejor nuestros derechos sin olvidar nuestras obligaciones. A veces también nos reunimos fuera del centro y salimos.

El centro de día es un entorno armonioso, donde hacemos actividades que también nos hacen pasar el tiempo; Algunas actividades son, Tertulia, ocio, revistas, anti-estigma, cocina, juegos, salidas, terapias familiares, psicomotricidad, asambleas, literatura, reuniones, talleres artísticos, psicoterapia, piscina, baloncesto, cine-forum…

En estos centros intentamos integrarnos en la sociedad, que nos suele mantener aislados por no estar bien vistos. En el centro nos preparamos para afrontar algunas situaciones cotidianas, incluso a prepararnos para que en un futuro podamos trabajar y ser autosuficientes, pues tenemos motivaciones y luchamos para ver más allá de nuestra enfermedad.

A continuación se explica cómo hemos vivido el proceso desde la entrada en el recurso hasta la actualidad y nuestro día a día con la enfermedad.

Cuando empecé lo pasé bastante mal, no sabía cómo actuar con los demás compañeros, tenía un diálogo vulgar y malo, con mi familia siempre estaba serio, algunos de mis compañeros me caían muy pesados, yo tenía mal aspecto, venía sin asearme mucho. Aquí con el tiempo fui retomando mi historia, fui conociendo a educadores y compañeros, ahora yo sé cosas de ellos y ellos de mí.

El ir al centro a veces a algunos de nosotros nos deprime, a la mayoría le gusta, pero a veces se te puede hacer pesado cuando acudes mucho. Solo queremos mostrar nuestra manera de sentir.

Yo al principio estaba más medicado y era más tímido, ahora me siento más a gusto y voy hablando más con la gente, me siento de mejor humor que antes.

El centro de día en principio me lo tomé como una válvula de escape y con el tiempo me he ido sintiendo más a gusto y entretenida.

Aquí perdí los miedos a hablar, aunque el proceso fue lento, se portaron muy bien conmigo. A veces no estoy nada mal pero también hay momentos en que vuelvo a meterme en mi mundo y a sentirme apagado y sin esperanza.

Cuando mi doctora me dijo que tenía que ir a un centro de día no me hizo mucha gracia, pero me dijo “tu prueba y luego si no te gusta hablamos”. Empecé viniendo con ayuda porque no era capaz de coger el autobús, después, aún sin fuerzas, comencé a venir sola, me daba miedo pero me fui haciendo a venir al CD donde mis compañeros contaban más o menos lo que a mí me pasaba. Los profesionales nos ayudaron a sentirnos “normales” ya que en aquel momento yo me sentía “enferma”.

Mi comienzo en el centro fue hace 8 años, al principio, te sentías un poco asustado, sufría delirios, que a veces son cíclicos, y tuve varios internamientos. A veces, cuando llegamos al centro tenemos miedo, pero lo que los compañeros cuentan se parece a lo que nos pasa a cada uno. Al empezar a relacionarme con la gente, fue diferente, empezaba a abrirme. La colaboración de los profesionales es fenomenal, pues ellos nos dan armas para ir dando soluciones.

Mi proceso de evolución desde que entré es el mismo, no avanzo, no me sirve, sigo igual, me entretengo pero siento que pasa el tiempo sin hacer nada. A veces el tratamiento (medicación) nos impide hacer cosas. A veces no encuentras soluciones, te sientes muy pasivo y solo te queda tener un poco de esperanza.

En esta enfermedad se sufre mucho porque tienes ideas que no sabes si son verdad o mentira, y piensas “maldita enfermedad”. A mí me cuesta mucho venir al centro, aquí hay personas nobles, aunque te piden mucho tabaco pero hay compañerismo, la gente te saluda, te sonríe…

Aquí no se rivaliza como en un trabajo, cada uno aporta y hace lo que puede, desarrollando nuestros saberes, y al final de día siempre sale uno con positividad. Aquí he encontrado personas solidarias y comprensivas que me ayudan. La gente es muy sensible y nos afecta la opinión de la sociedad sobre nosotros.

Personalmente, las personas que he conocido en el centro son buenas y generosas. No he conocido personas agresivas, más bien, personas serias. Aquí hay gente también que habla mucho pero otros que no hablan nada.

En el centro somos como una especie de familia un poquito grande. Nos apoyamos y damos talleres de psicoterapia donde nuestros problemas los tratamos entre todos.  He encontrado en este centro personas majísimas que por las injusticias de la vida que les han tocado pasar son personas súper luchadoras.

Mientras escribo esto, estoy sentado con dos compañeros y amigos que son muy buenas personas y las experiencias del centro les hacen mejores pues nos ayudamos entre nosotros.

Con este artículo pretendemos luchar contra el estigma y trabajar por la sensibilización mediática hacia el colectivo…

Me gustaría que se trataran las noticias con enfermedad mental con información veraz y contrastada, y que no buscaran solo el sensacionalismo. Tampoco me gusta que solo resalten los asesinatos o hechos violentos que se producen por personas con enfermedad mental, porque son los menos o así lo dicen las estadísticas. Aquí intentamos ofrecer otro punto de vista.

La investigación que se publica en «Law and Human Behavior», muestra que de los 429 delitos cometidos por personas con trastornos mentales graves, sólo un 7,5% se relaciona directamente con los síntomas de la enfermedad. Esto significa que 32 de ellos estaban relacionados y los 397 restantes estaban relacionados con otras causas ajenas a los síntomas de la enfermedad.

 

Las personas con enfermedad mental no somos especialmente agresivos, hay más agresividad en la sociedad en general. Somos personas normales que no hacen daño a nadie y tratamos de llevar una vida normal. Los medios toman el tema de forma tremendista y casi siempre lo asocian a crímenes.  Es más frecuente que nos hagamos daño a nosotros mismos que a los demás.  Hay personas con enfermedad mental que llevan vidas normales, que tienen mujer, marido, hijos, nietos… que trabajan etc.

Las noticias que relacionan enfermedad mental con peligrosidad nos provocan miedo de uno mismo, o en la familia. Pensamos que nosotros pudiéramos ser peligrosos y eso nos provoca mucha angustia. A veces lo que ocurre cuando hablas de tus angustias, voces o de tus sensaciones, la gente no te cree o se ríe de ti, cuando en realidad lo estás pasando muy mal. Hace que nos preguntemos “¿sentirnos bien, puede ser?”

No deberíamos ser rechazados o discriminados en la sociedad o en los trabajos. Se debe apoyar a las personas enfermas para que puedan integrarse. Necesitamos comprensión y cariño, crear ocupaciones adecuadas para mejorar nuestra independencia, como se trabaja en el Centro de Día. Por eso nos gustaría que hubiera más centros de día y más recursos por toda España. Es muy importante la solidaridad y el compromiso político, pues somos personas con los mismos derechos humanos que el resto.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

MANUALIDADES DE VERANO

ESTE VERANO LAS PERSONAS QUE ACUDEN AL CENTRO DE DÍA ESTÁN TRABAJANDO PARA DECORAR EL RECURSO RECICLANDO Y CON MUCHA ORIGINALIDAD. Consiste en forrar las sencillas mesitas con papel de periódico y cola blanca y agua. Después lo barnizan en tono madera. ¿Qué os parece el resultado?

 

Publicado en Arte, Uncategorized | 1 Comentario

BellaMente

Actualmente el Grupo de Vivir sin Red del centro, que se dedica a debatir y pensar sobre la salud mental, el estigma, el autoestigma y el autoestima está trabajando y debatiendo sobre este excelente documental y queríamos compartirlo con vosotr@s!

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Algunos de nuestros paseos. EL CD SE MUEVE!

Esta galería contiene 27 fotos

Galería | Deja un comentario

Terapia asistida con Animales

A continuación os mostramos algunas fotos de la actividad de CITA, asociación dedicada a las terapias con animales que durante este año está trabajando en el Centro de Día.  Seguir leyendo

Publicado en Red comunitaria, Salud mental | Deja un comentario

LA SALUD MENTAL TAMBIEN MEJORA SI DEJAMOS DE FUMAR

 

Los profesionales de la salud que tratan a las personas con problemas de salud mental suelen pasar por alto los hábitos de fumar de sus pacientes asumiendo que es mejor primero hacer frente a la patología producida por la depresión, la ansiedad o problemas del abuso de sustancias.

En la actualidad, recientes estudios en Universidades de USA como Washington muestran que las personas q luchan con patologías de salud mental pueden dejar de fumar de forma segura, y además que dejar el hábito está asociado con una mejor salud mental.

En resumen aunque los médicos tienden a tratar la depresión, los problemas de dependencia del alcohol o de las drogas primero y permiten al enfermo mental automedicarse con cigarrillos si es necesario, ya que se supone que los problemas psiquiátricos son más difíciles de tratar y que dejar de fumar puede interferir con el tratamiento de cualquier enfermedad mental

De cualquier manera los resultados de recientes estudios muestran una fuerte relación entre dejar de fumar y una mejor perspectiva psiquiátrica.

EPIDEMIOLOGIA

En la primera década de los 2000 sobre 35.000 personas fueron encuestadas y contestaron a sus hábitos en relación al alcohol, tabaco y la salud mental en 2 entrevistas realizadas con 3 años de diferencia.

Los científicos se centraron en los datos de 4.800 fumadores diarios, que además tenían alguna adicción y otros problemas psiquiátricos en el momento de la primera encuesta, eran menos propensos  a tener esos mismos problemas tres años después si habían dejado de fumar y los que habían sufrido recaídas en su salud mental al inicio de este estudio eran menos propensos a desarrollar estos problemas en adelante si habían dejado el hábito del tabaco.

EL TABAQUISMO ES UNA AUTENTICA ENFERMEDAD CRONICA Y ACTIVIDADES EN EL DIA MUNDIAL SIN TABACO

En general, los Neumólogos están de acuerdo con la prohibición de fumar en lugares públicos y recomiendan fármacos y ayuda psicológica para dejar el hábito que consideran como una enfermedad crónica que produce numerosas complicaciones en diversos órganos del cuerpo humano.

Y recomiendan como expertos en salud respiratoria que se deben desarrollar actividades responsables en relación al tabaco y realizar las intervenciones tabáquicas necesarias que sirvan de modelo para que los pacientes abandonen el habito.

En esta jornada 6 hospitales españoles organizaron sesiones de prevención ante el tabaco para adolescentes  ya que los jóvenes son un grupo de atención prioritaria para que no se incorporen al tabaco y por consiguiente a las consecuencias que este hecho puede tener en su organismo en el desarrollo

EL NEGOCIO DEL TABACO

Se debe recordar que fueron los países los q animaron a su población a fumar. Se regaló tabaco a las tropas en las guerras, en la Primera Y Segunda Guerras Mundiales. Estados Unidos se puso a la cabeza del negocio de y tenían por tanto la explotación industrial del tabaco. España desde las guerras europeas y en sus colonias de América hizo lo mismo. Así el consumo de cigarrillos se transformó en un fenómeno mundial

LAS CONSECUENCIAS DEL NEGOCIO DEL TABACO

A finales de la década de 1960 se empezó a detectar la existencia de un nexo causal entre tabaco y enfermedades del aparato respiratorio, circulatorio, etc.

Y la sanidad se tuvo que hacer cargo, ya que no ofrecer tratamiento, por que en el caso del cáncer de pulmón acaba con la vida del paciente en un horizonte de 5 años en el 85% de los enfermos y solo hay medidas paliativas.

MIS CONCLUSIONES

AL FINAL LOS GOBIERNOS INTENTAN HACER OLVIDAR LA RESPONSABILIDAD QUE ADQUIRIERON, Y DICEN QUE DE AQUÍ EN ADELANTE PONEN IMPUESTOS ADICIONALES PARA DISUADIR A LA POBLACION DEL CONSUMO. ASI PRETENDEN FRENAR EL AUMENTO DE GASTOS EN SANIDAD POR LAS COMPLICACIONES PARA LA SALUD EN EL ORGANISMO Y TAMBIEN QUIEREN SACAR A LA POBLACIONES  FUMADORAS UNOS IMPUESTOS ADICIONALES, YA QUE LOS GOBIERNOS SIGUEN NECESITANTO, AHORA MAS QUE NUNCA EN TIEMPOS DE CRISIS ECONOMICA, ESE VALIOSO DINERO QUE PROCEDE DE LA INDUSTRIA DEL TABACO

DEJAR EL TABACO POR COMPLETO O REDUCIR A LA MITAD EL NUMERO DE CIGARRILLOS DIARIOS SE ASOCIA CON UN MENOR RIESGO DE TRASTORNOS DEL ESTADO DEL ANIMO COMO LA DEPRESION

DEDICADO A LOS QUE DEJARON DE FUMAR Y A LOS QUE LO INTENTAN

DR. D. RICARDO MENGIBAR RIGAL           TORRELODONES       JULIO 2014

Publicado en Estigma, Salud mental | Deja un comentario